miércoles, 30 de abril de 2008

Opiniones universales o todos lo sabíamos menos tú (II)

.







Inevitablemente, después de la primera parte, viene la segunda.

  • El trabajo.

Tu jefe - "¿Necesitas algo? Vete 10 minutos antes, que por hoy ya es suficiente".

Bien, pues olvídate, porque hagas lo que hagas, nadie estará contento.

Aceptas los privilegios:

Si decides irte antes (tal y como te han ofrecido) tus compañeros de trabajo reciben lo que a mí me gusta llamar theroyalpataleta. No se acuerdan de todos los días que se han ido ellos a su hora y tú te has quedado como una auténtica imbécil a terminar lo que quedaba para que al día siguiente estuviera todo en perfecto funcionamiento.
No: AHORA TE HACES LA VÍCTIMA.

Reniegas de ellos:

Peor aún. Según los que circulan a tu alrededor, tienes una depresión tremenda que seguramente acabe en un psiquiatra, en las Barranquillas buscando la dosis diaria o prostituyéndote en Bagdad (1). Todos te miran con compasión y muchos de tus compañeros piensan "Normal que la dejara, él tiene unas necesidades que ella no puede cubrir porque prefiere su trabajo"(2)
Correcto: ERES UNA ADICTA AL TRABAJO.

  • El vecindario.

Todos lo saben todo. Da igual en el vecindario que vivas, da igual el nivel socioeconómico de tus vecinos, da igual que vivas en un chalet o en un piso de 50m2. Tus vecinos son el Oráculo de Delfos: LO SABEN TODO. (3) Se acercan a ayudar/preguntar cuando estás haciendo la mudanza y ahí no te puedes escapar.

Mujeres heterosexuales.

"Ese es un cabrón. Si yo tuviera tu edad y tu físico, ¡buah! [muchos aspavientos con las manos] dé-móméntó iba a malgastar yo mi tiempo con Paco... Anda que iba a aprender pronto a poner una lavadora, ¡JA! Los hombres son todos así nena, unos torpes inútiles que no saben qué hacer sin nosotras y nosotras... bueno, nosotras estamos condenadas a quererles y aguantarles las pamplinas."

Mire señora, usted no deja a su marido porque la pone mirando para Beirut día sí y día también, y con la pinta que tiene, si no fuera Paco no habría Dios que se la follara en plan yegua.

Hombres heterosexuales.

"Estas cosas pasan, no te preocupes, hay un montón de hombres que estarían encantados de estar con una señorita tan agradable, guapa y educada como tú. " y después, la fórmula magistral "Que te vaya bien, y si necesitas algo, ya sabes" (4).

Tu mujer lleva llorándome cada vez que me pide sal desde que vivo aquí, porque no se te pone dura ni yendo a Lourdes y si ocurre el milagro (tres veces en toda la historia de su matrimonio) la erección te dura los cinco empujones que le das. Y ella en lugar de dejarte, sublima sus necesidades sexuales limpiando y cocinando, sobre todo desde que despediste al jardinero aquel tan mono...

Resumen: hagas lo que hagas, serás esapobredesgraciadacornudaalaquenadiequiere. Así que mi consejo es: APROVÉCHATE (de cara a la galería, y dentro de TU casa se la más promiscua).

(1) Joder, ya que nos ponemos en lo peor, al menos que sea de lo mejorcito, que una tiene un nivel que mantener.

(2) Aunque no tengan ni la más remota idea de lo que ha pasado realmente, siempre la abandonada y la culpable será la mujer.

(3) "Todo" es lo que ellas/ellos llaman a lo que creen saber y los broches que se inventan para hacer la historia más trágica.

(4) Algunos con guiño posterior, otros con más miedo que cara de seductor.

3 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Vale, no te voy a decir que no tienes razón, aunque has utilizado todos los tópicos habidos y por haber. La verdad es que eres una novelista fantástica, una pena que escribas tan de vez en cuando.

Bueno, suponiendo que todo eso que escribes tiene trazos de realidad entre tópicos y exageraciones, ¿hay alguna manera de no ser un tiarrón requetefollable y hablar contigo sin ofenderte?

laflordelmal dijo...

Juan Antonio, La terrible no muerde, te lo aseguro.

Bueno, no sé, tal vez un poquito...

celestain of you! en qué parte del mundo te encuentras?

Alexander Moody dijo...

Te pongo de enlace en mi blog. Tienes un estilo personal terriblemente aceptable.